Citibank: El fracaso de una política laboral basada en la mentira, el fraude y la coacción

CitibankEn los últimos meses, los empleados de este grupo empresarial estamos asistiendo al ventajista e hipócrita comportamiento de la Dirección de Citibank, que viene aprovechándose de la realización de diversos eventos y reuniones de trabajo para tratar de inculcar a los trabajadores sus interesados planteamientos en materia de relaciones sindicales y laborales, sobre todo en lo relativo al ERE($) que nos afecta.

La finalidad de esa estrategia es confundir, desmotivar y minar la moral de la plantilla, para que los empleados no se aferren a la idea de conservar su puesto de trabajo y accedan a causar baja en la empresa, lo que favorece sus planes de reducción gradual de la estructura y de costes de este banco, y desviar su negocio a través de la otra entidad que mantienen en España, Citibank PLC.

Tal actuación ha quedado de manifiesto el pasado 14 de Septiembre, cuando D. Joel Kornreich aprovechaba su discurso de despedida de la presidencia de Citibank en España para comunicar a sus interlocutores “el final oficial del ERE”. Esta declaración no se ajusta a la realidad, toda vez que el Acuerdo firmado al efecto por la Empresa y sus sindicatos clientes (CCOO y UGT) continua vigente hasta el 15 de enero de 2012, y hasta entonces la empresa tiene que respetar una serie de compromisos, entre ellos el no poder volver a llamar a los trabajadores insistiendo en que acepten causar baja incentivada, o no proceder a despidos por causas objetivas.

Como complemento a esa intervención presidencial, la empresa difundía simultáneamente un documento en que dice contestar a unas supuestas preguntas de los empleados relacionadas con el ERE($), que denotan una clara intencionalidad de manipulación. En ese escrito,

  • La empresa ha manifestado no disponer de los números de aplicación del ERE($), cuando lo cierto es que la Comisión de Seguimiento que integran Citibank, CCOO y UGT, se reunía oficialmente esa misma mañana para constatar los datos finales, tras agotarse el día anterior (13 de septiembre) los plazos de acogimiento a las distintas medidas. Por tanto, no han querido dar a conocer los datos a esa fecha, que han sido:

    De los 235 empleados contactados, al Acuerdo se han acogido 130 empleados (el 55%), de ellos 67 por prejubilación (el 29%), y 63 por baja incentivada (el 26%).

    Teniendo en cuenta los objetivos iniciales facilitados por la empresa a los medios de comunicación, de 25 prejubilaciones y 175 bajas incentivadas, considerando que los datos registrados incluyen alguna que otra prejubilación irregular y alguna baja laboral de directivo no afectado, y a la vista del centenar de negativas de empleados a causar baja incentivada, hemos de concluir que el ERE($) ha resultado un rotundo FRACASO de la Dirección de Citibank, CCOO y UGT. En definitiva, este ERE($) tan sólo ha servido para complicar la vida a algún empleado que será trasladado a cientos de kilómetros de domicilio familiar, y para prejubilar con injusta preferencia, y con coste para el Estado, a un buen número de delegados y candidatos electorales de CCOO y UGT.

  • La empresa dice que el próximo año Citibank puede aplicar otras medidas legales de ajuste de plantilla de acuerdo con sus necesidades organizativas. Dado que eso no es derecho particular para Citibank, sino que se establece por ley para todas las empresas en España, y siempre que cumplan una serie de requisitos, entendemos que tal advertencia la hacen como una amenaza para amedrentar a la plantilla. A este respecto, habrá que recordar que los trabajadores también tenemos nuestras armas para defender nuestros empleos, y puestos a advertir, diremos que de aquí al año que viene aún pueden pasar muchas cosas, y algunos directivos van a tener que dar muchas explicaciones ante los jueces.
  • Respecto a la evolución del negocio, el documento constituye una serie de despropósitos, falsedades e incoherencias. Dicen que “los objetivos de las sucursales cerradas desaparecerán”. Brillante deducción. Pero sobre todo nos quieren seguir engañando sobre nuestra verdadera situación dentro de la corporación: En la respuesta 6ª dicen que el ERE($) busca garantizar el futuro a largo plazo de Citibank en España, y en la respuesta 20ª nos recuerdan que seguimos ubicados en Citiholdings donde la instrucción principal que rige es la de DESINVERTIR en el negocio.

Por último, dentro de esta serie de comportamientos queremos dejar constancia de las continuas intervenciones del directivo D. Antonio Iraberri en las reuniones de formación (llamadas “piñas”) que se realizan en Servicios Centrales, donde trata permanentemente de justificar la reducción de plantilla, y alardea de la buena gestión del negocio y de los buenos resultados que está consiguiendo la Dirección. Este directivo, para observar semejantes avances ….. ¿estará mirando la cuenta de resultados del banco, o estará mirando su situación personal? ¿acaso no sabe que al cierre del 2º trimestre de 2011 Citibank ya pierde 21,1 MM€ (3.511 millones de Pts.).

Como puede apreciarse, desde la Dirección siguen tratando que la plantilla se despreocupe de la negativa marcha del negocio, que en este caso no viene originada por la situación de los mercados, sino por su decisión de desinvertir y conseguir liquidez para su Casa Matriz en Estados Unidos. De esta forma evitan que los trabajadores les presionemos y organicemos nuestra resistencia. Y mientras tanto siguen actuando contra nuestros empleos, con la colaboración de CCOO y UGT, que una vez tras otra les prestan cobertura legal firmándoles acuerdos. Ambas circunstancias dan lugar a una política laboral basada en la mentira, el fraude, y las amenazas, en la que el trabajador es el verdadero perjudicado.

Ha quedado demostrado que el actual ERE($) no obedece a razones de eficiencia y productividad, sino que es una mera operación para ir cerrando gradualmente la empresa, lo mismo que anteriormente lo fueron los acuerdos que firmaron en Citifin. Dado que con ellos no han conseguido su aberrante objetivo, desde CGT entendemos que el haber superado esta nueva agresión al empleo es un triunfo muy meritorio de la plantilla, que ha sabido sufrir y aguantar las presiones, dejando muy claro que ese es el camino a seguir.

SECCIONES SINDICALES DE CGT EN CITIGROUP