Convenio de Banca: la patronal aprovecha la falta de contundencia de la parte sindical

Según han comunicado los sindicatos mayoritarios presentes en la Mesa del Convenio de Banca, la negociación ha quedado suspendida mientras la patronal no retire sus propuestas de recorte de nuestros derechos laborales. Recordamos algunas:

  1. Congelación salarial durantre dos años y moderación durante otros dos.
  2. Congelación de los trienios y supresión de los ascensos por antigüedad.
  3. Eliminación del cuarto de paga de productividad, y congelación de las pagas de beneficios a fecha 31-12-2010.
  4. Ampliación de la movilidad geográfica de 25Km a 50Km.
  5. Modificación del Art. 36, referido al complemento de pensión (P.E.) para evitarse el coste derivado de la nueva situación por aumento de la edad de jubilación anticipada a los 63 años.
  6. Supresión de niveles salariales, y creación de una nueva categoría de entrada, con menor salario.

La larga tradición de la negociación del convenio del sector esta repleta de renuncias a derechos por parte de los sindicatos mayoritarios, y por tanto está claro que el propósito de la patronal bancaria es imponer primero la congelación salarial, y despues el resto de sus reivindicaciones, confiando en que no van a tener oposición alguna por parte de unas organizaciones sindicales totalmente pasivas, ante una Reforma Laboral Inminente y con un gobierno que respalda los proyectos de la gran banca, culpable de la situación económica actual, que mantiene casi intacta la tasa de beneficios, con ayudas y apoyos multimillonarios de la UE y del dinero público.

Como se puede deducir, hay muchas cosas en juego, y la desigualdad de los actores, la avaricia de unos, y la debilidad de unas organizaciones sindicales mayoritarias, absolutamente cercadas, dibujan un panorama complicado en el país y el sector. La cercanía de una restructuración generalizada del sector, en un proceso de fusiones aceleradas en España, y el ansia de mantener la tasa de beneficios en medio de la actual crisis financiera y económica, dibujan un escenario complicado, donde las garantías genéricas del mantenimiento del empleo no pueden servir de excusa para firmar un convenio con recortes de derechos, máxime cuando esas garantías nunca han sido respetadas por parte de los empresarios.

En una situación en la que los banqueros están inmersos en una crisis de credibilidad, constantemente salpicada por escandalosas noticias de pago de “bonus” y jubilaciones millonarias, es preciso sacar el conflicto a la calle, y resistir y actuar, más que nunca, ante ante la avaricia de esta patronal. La única garantia de la defensa de los puestos de trabajo, es la denuncia de las amenazas, presiones y abusos, y la movilización de los sindicatos y los trabajadores. Desde CGT, nos estamos movilizando ante esta reconversión que están produciendo ERE´s y despidos por bajo rendimento en algunas entidades.

Por un convenio digno. La crisis que la paguen los especuladores, no los trabajadores.