ERE en Alten. 30 más, el siguiente eres tú

Las sucesivas Reformas laborales perpetradas por los sucesivos gobiernos “democráticos” desde la Transición hasta ahora, han dado como resultado la catastrófica situación que vivimos en estos momentos.

Paulatinamente, nos han venido imponiendo, de forma velada al principio y violenta después, un modelo que beneficia exclusivamente a unos pocos: grandes capitales, grupos de poder afines a intereses globalizadores, y burguesía propietario de los medios, no solo de producción sino de información, en detrimento de los trabajadores.

Estas reformas, han venido como anillo al dedo a la desastrosa dirección de ALTEN.

CGT AltenEstos, anclados en un modelo trasnochado y con evidentes signos de agotamiento, nuestros maravillosos timoneles (nosotros somos los remeros, tal y como nos han repetido en innumerables ocasiones) nos llevan a la deriva en un molde heredado de las empresas de trabajo temporal y llevadas a la práctica en las cárnicas que todos conocemos y sufrimos diariamente. Pues bien, una vez, hemos interiorizado y aplicado este esquema durante un periodo bastante razonable de tiempo, el resultado es, como todos bien sabéis, un ERTE en Septiembre de 2012, un ERE y una bajada general de sueldos en Enero de 2013 y múltiples despidos individuales disfrazados tras la capa de las falsas dificultades económicas y productivas. Esta frase nos ha costado un dineral pagado a una “consultora” que disfraza las cifras en beneficio de los que no saben hacerlo de forma productiva.

CGT contra los despidosEl último movimiento llevado a cabo por estos “capitanes”, ha sido el despido de otros 30 compañeros que el único “pecado” que cometieron fue el de no ser “alquilables” en este momento. ¿Es esto el final y por tanto una situación inamovible?. NO, y todos lo sabemos, aunque nos venga muchísimo mejor hacer la vista gorda frente a los problemas de tu compañero… si, ese que tienes al lado y con el que desayunas cada día.

¿Y qué vamos a hacer? La respuesta de la Sección Sindical de CGT es clara, asociarnos y seguir peleando, con las armas que nos dan sus normas y con todas aquellas que podamos utilizar, con o sin su consentimiento.

Ahora las preguntas van para vosotros:

  • ¿Vais a seguir callados?
  • ¿Vais a seguir siendo cómplices de esta sangría hasta que os llegue el momento?
  • ¿Vais a esperar a no tener ya nada que defender?
  • ¿Vais a seguir dejando todo en manos de aquellos que tienen nuestro sustento pendiente de un hilo y a punto de perecer?

En vuestras manos queda compañeros.

Sección Sindical de CGT en Alten Spain