Éxito de la huelga general

Huelga general 29MNo cabe otro calificativo sobre la Huelga del 29-M que el de gran éxito, puesto que ha sido una jornada muy activa en toda la Comunidad de Madrid, con una gran presencia de piquetes informativos, tanto en nuestro sector como del resto de sindicatos de la territorial de Madrid-Castilla-La Mancha. Pese al exagerado despliegue policial, la respuesta sindical y social en las calles y pueblos de Madrid ha sido numerosísima y ejemplar al igual que en el resto del Estado, echando por tierra el intento del Gobierno de minimizar la gran participación de la sociedad en esta jornada reivindicativa.

Sin entrar en los detalles de participación en esta Huelga, desigual en la pequeña y mediana empresa, se hace necesario indicar que la propia Reforma Laboral ya vigente, es coactiva y represiva en si misma, puesto que ha llegado a niveles impensables en cuanto a que faculta a las empresas al eventual despido libre y en muchos casos gratuito de los trabajadores, con la pérdida de derechos y que ven como penden de un hilo sus actuales condiciones laborales y sus puestos de trabajo. No obstante, según los datos manejados por CGT, la participación en esta Huelga supera a la anterior convocatoria y se sitúa entre el 60% y el 90% dependiendo del sector.

Ya durante la madrugada del jueves, los piquetes se concentraban en los distintos centros de trabajo, y desde primera hora de la mañana las calles eran tomadas por huelguistas y militantes de las distintas fuerzas sindicales convocantes del paro, que posteriormente confluían en un gran piquete que recorrió durante toda la mañana el centro de la capital; Alcalá, Gran Vía, Cibeles, Fuencarral, etc., y también algunos barrios de Madrid. Paralelamente un piquete ciclista transitaba también por algunas zonas céntricas, barrios e incluso por la M-30.

Pese a que la jornada transcurrió en general sin incidentes relevantes, y al igual que sucediera en la anterior Huelga General, las fuerzas policiales custodiaron los grandes núcleos y centros comerciales, actuando de guardia pretoriana de la patronal y de las grandes empresas, muchas de las cuales coaccionaron a sus trabajadores para no secundar el paro convocado. Aún así, la afluencia de clientes en estos centros se redujeron estrepitosamente, y podemos afirmar que la huelga de consumo también fue un éxito añadido.

Ya por la tarde, tuvo lugar una gran manifestación convocada por CGT, CNT, SO y SAS, además de otras organizaciones sindicales, políticas y movimientos como el 15-M. Dicha manifestación fue la más multitudinaria de cuantas se recuerdan promovidas por el sindicalismo y movimientos alternativos y que congregó a miles de personas, finalizando su recorrido en la Plaza de Neptuno.

En un gran ambiente reivindicativo y de unidad, el mensaje del sindicalismo de clase y combativo lanzado al Gobierno y Patronal, fue claro. ESTAMOS EN PLENA LUCHA PARA DEROGAR ESTA REFORMA LABORAL.